jueves, 20 de mayo de 2010

BARCELONA, CAMPEON, UN GRAN EQUIPO

El domingo pasado se llevó a cabo la jornada final del futbol español con el resultado de que el Barcelona gana el campeonato de la liga de España. Pero ¿por qué consiguió este triunfo? Los deportes siempre han ofrecido una maravillosa radiografía de cómo es el ser humano, pues en ellos se muestras las virtudes y los defectos de las personas que los practican. Analizando los comentarios de varios expertos, resulta que el triunfo del Barcelona en la liga española, además de sus habilidades futbolísticas, lo podríamos resumir en cinco grandes rasgos.
El primero es saber reconocer lo mejor de los demás. No se puede hacer un equipo sin reconocer que a mi lado hay gente que sabe hacer las cosas bien y poner junto a ellos lo mejor de mí mismo, sabiendo felicitar a los compañeros cuando estos trabajan bien. Lo segundo es permitir que sea el técnico el que dirige al equipo con estrategias adecuadas que permiten cambios oportunos y que buscan aprovechar todas las oportunidades. Lo tercero es trabajar intensamente y con constancia sin permitirse la relajación porque se vea el triunfo fácil o porque se piense que ya se tiene el objetivo en el bolsillo. Lo cuarto, es dar más importancia a los objetivos del equipo que a los propios, sino, mi actuar acabará desestabilizando al equipo. Y lo quinto es estar preparado para lo difícil, sin burlarse nunca del rival, dispuestos a responder al desprecio con trabajo. Cinco actitudes que han hecho del Barcelona una gran escuadra, a diferencia de otros que pueden tener mucho dinero pero poco equipo.
Esta es una enseñanza para la vida. Las metas trascendentales no se consiguen con egoísmo, sino con espíritu de equipo, que permite dar lo mejor de uno al servicio de un ideal común. Si nuestra familia, nuestra sociedad, quisiera ganar el partido más importante, no estaría mal que le echase un vistazo a lo que un grupo de hombres hicieron este año detrás de un balón de futbol.

4 comentarios:

Santiago Sánchez dijo...

Excelente nota! Al trabajar en equipo como dice el cuarto rasgo, la persona se supera gracias a la ayuda del equipo lo que resulta en una persona mejorada y un equipo fortalecido.

Valiosa lección la de este equipo y sin duda deberíamos de aplicar esto en nuestra vida diaria.

María Cristina dijo...

Realmente es todo un arte fruto de la madurez humana, el trabajar en equipo, sobre todo transmitirlo a todo un grupo. Muy valioso el artículo, digno de ser comentado, compartido y puesto en práctica

P. Cipriano Sanchez dijo...

Santiago
gracias por tu comentario
cada vez queda mas claro que solos no podemos. saber hacer, ser y reconocerse equipo es el modo de llegar lejos

P. Cipriano Sanchez dijo...

Maria Cristina
gracias por tu comentario