domingo, 27 de noviembre de 2011

Y EL VIDEO DEL DOMINGO ES: UN BUEN DESPERTADOR

Al personaje de la historia de hoy se le puede complicar la vida si no llega a su examen de historia. ¿Quién le podrá despertar? La historia es comercial por demás, pero es una parábola de que todos necesitamos despertarnos para que cumplir las expectativas que tenemos en la vida. Esto nos recuerda que hoy comienza el adviento con una llamada: vigilen. Estén despiertos. Es la llamada a una cita que cada año llega hasta nosotros para recordarnos que nuestra vida tiene un punto de referencia, que no somos un evento gris enredado en mil cuatrocientos minutos cada día. Es posible que la tentación sea dormirse, dejar que todo corra. Pero la vida no deja de poneros citas. Citas que nos comprometen, o citas que nos llenan de sentido. Tenemos que estar despiertos para llegar a esas citas. Tenemos que estar preparados para cuando nos lleguen esas citas. El sentido del adviento es saber que nuestra vida tiene una cita a la que no podemos faltar, que reclama de  nosotros una sincera vigilancia, un corazón lleno de energía, un espíritu renovado de ilusión. Esta cita es con el único que da sentido a nuestra vida, con Aquel que es el Señor de nuestra vida, con Aquel que es el Amigo de nuestra vida. El adviento nos recuerda que no estamos solos, que somos amados, que alguien se preocupa por mí. A ese alguien yo lo espero, y lo espero despierto. ¿Cómo vigilamos? ¿Cómo nos mantenemos despiertos? Lo hacemos con el bien. Con el bien que hacemos a los demás. Con el bien que sembramos en nuestra vida. Hay que levantarse de los sillones dormilones de la existencia ¿Tú sigues dormido? ¿Yo sigo dormido? Hay que hacer de nuestras buenas obras el mejor de los despertadores.

video

No hay comentarios: