domingo, 6 de noviembre de 2011

Y EL VIDEO DEL DOMINGO ES: CORAZON DE ACEITE

Las lecturas de este domingo nos proponen descubrir con qué sabiduría y con qué contenido vivimos la vida. La parábola de las muchachas listas y necias no es una fabula para portarse bien. Es una invitación a preguntarnos por el modo en que llenamos nuestra vida de algo que merece la pena. Cuantas veces nos caemos echando la culpa al mundo de las cosas que no nos funcionan, en vez de preocuparnos por tener bien llena nuestra lámpara. El aceite de la lámpara no siempre es algo material. Muchas veces es lo que los seres humanos nos podemos dar mutuamente: la amistad, las memorias comunes, el futuro posible, y a veces los propios hombros. Ese aceite es la disposición a dar a quien lo necesita lo que somos y podemos. La parábola de las doncellas es una llamada a preguntarnos qué aceite tenemos y si ese aceite nos permite cumplir la misión asignada en la vida. Descubrir esto requiere una sabiduría que nace del amor por lo que la vida nos fija y que lleva a conseguir los medios para lograr lo que se busca con el corazón, aunque uno no sea grande y aunque parezca que dar el siguiente paso es prácticamente imposible. Cada uno tiene una misión, también cada uno tiene que tener su aceite. Como en la historia que hoy les comparto, en la que Sam descubre cuál es el aceite para la lámpara de su vida al descubrir las implicaciones de su amistad con Frodo. No nos quejemos de no tener aceite en la vida. Preocupémonos por tener lleno el corazón del aceite que verdaderamente vale. Nunca sabemos qué es lo que la vida nos pedirá cargar sobre las espaldas.

video

No hay comentarios: