domingo, 28 de agosto de 2011

EL CABALLO DE RON WEASLEY

¿Cuánto vale la vida? Vale lo que se entrega. La vida que no se entrega no vale nada. La vida que se entrega no tiene precio. El problema es lo que a veces nos cuesta darla. A veces alguien tiene que abrirnos los ojos para que entendamos que la tenemos que dar. Este alguien puede ser una persona, una circunstancia, una oportunidad. ¿Quién diría que Ron Weasley puede ser un héroe? Una coyuntura saca de él la capacidad de abrir una puerta que estaba cerrada, aun a costa de su integridad. La escena de la primera de las películas de Harry Potter es una parábola preciosa de quien se da a sí mismo para que el amigo logre cumplir su misión. Como es precioso el dialogo de Hermione con Harry sobre el valor de una persona. El mensaje de este domingo pide al ser humano que sea capaz de entregarse si no quiere perderse. Entregarse a Dios, entregarse al prójimo, entregarse a una misión, entregarse… a veces no podemos… entonces Dios usa su “fuerza” que a veces es una mirada, a veces es un sentimiento, a veces es la percepción de una necesidad y entonces se produce lo que decía Jeremías: “me sedujiste y me dejé seducir, me forzaste y me pudiste”. Siempre tendremos ante los ojos dos modelos: el de Pedro que busca guardarse para sí, o el de Jesús que busca entregarse. Siempre podremos elegir uno de los dos caminos. Solo seremos felices cuando nos subamos al caballo de Ron Weasley. Buen domingo.

(Nota perdón por el titulo que sale durante el primer minuto, en unos dias lo repongo sin el titulito, jajajaja)
video

1 comentario:

Anónimo dijo...

gracias padre a mi me encanta esa saga‼ le agradezco no tomar la historia como prohibida =)