domingo, 22 de mayo de 2011

Y EL VIDEO DEL DOMINGO ES...GUACAMAYAS O CACATUAS

Todos podemos ser camino para todos, como la historia que hoy les comparto. Blu el guacamayo azul, no sabe volar, a diferencia de Perla la guacamaya azul. Los dos están en una jaula apresados por unos traficantes de especies exóticas que los han encadenado juntos, con la ayuda de una cacatúa blanca que se llama Nigel o Pepillo. Parecería que Perla es más apta para salir de los atolladeros sin embargo es Blu el que enseña el camino de huida a Perla. Pero también Perla es camino para Blu cuando se internan en la selva. Todos somos camino para todos, todos podemos ayudar a todos a encontrar la verdad, todos podemos ser camino de vida. Basta que pongamos lo que sabemos al servicio de los otros. Si nos fijamos en nuestros límites, entonces todos somos unos buenos para nada. Pero si ponemos nuestras cualidades al servicio de los demás, entonces aún el más pequeño de nosotros se convierte en camino, en verdad y en vida para otros. Hoy el evangelio nos dice que Jesús es el camino, que es quien nos dice cómo ir por la vida. Sin embargo, aunque él es el centro de todo, nos dice que también nosotros podremos hacer las obras que él hace, o sea que nosotros también podemos ser camino, verdad y vida para los demás. Jesús nos ha dejado una preciosa tarea, basta que no seamos cacatúas…



video

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bueno. que divertido.
Pensando... asi nos hemos de ver los matrimonios, uno tirando para un lado y otro al contrario. jaja
la familia como camino de la Iglesia, aportando el hombre y la mujer su masculinidad y femineidad su comunion de amor viviendo en comunidad. Aportando cada uno sus cualidades sumando y haciendo equipo... jajaja firma luruluru

Pati L. de Miramontes dijo...

Me encantó, porque todos sin excepción, tenenmos algo para compartir, algo sabemos, mas que los otros y que les puede ayudar, o nos puede ayudar a nosotros. Vi la película y me encantó. Dios nos hizo para ayudarnos unos a otros, para compartir, pero solo si somos generosos